Fundació Jaume BofillUniversitat Oberta de Catalunya (UOC)
Elena del Rey
Elena del Rey
Doctora en Ciencias Económicas

Soy Doctora en Ciencias Económicas por la Universidad Católica de Lovaina (2000), Profesora Agregada a la Universidad de Girona y, desde febrero de 2013, Senior Expert del European Expert Network on Economics of Education (EENEE). 

Las 3 cosas que he aprendido

La gratuidad de la educación superior no garantiza la igualdad de oportunidades y no es sostenible
1

La gratuidad de la universidad no garantiza la igualdad de oportunidades

Sólo el 65 % de los jóvenes de 25 a 34 años tiene como mínimo un título de educación segundaria. Este dato está muy por debajo de la media de la OCDE (82%). El abandono en segundaria impide el acceso a la educación superior. A pesar de eso, superar la segundaria con éxito tampoco garantiza el acceso a la universidad, a pesar de que el coste de la matrícula sea muy bajo, porque hay otros costes –transporte, libros, mantenimiento, etc. – así como el hecho de no poder trabajar a tiempo completo, que para algunas personas es todavía más importante. La educación de los padres también afecta de forma importante el acceso: en Suecia, uno de los países con una financiación para la educación superior más generoso, el 51% de los jóvenes con educación superior tienen padres con niveles de educación elevados, frente al 16% con padres con niveles educativos bajos. En países como Noruega o Dinamarca la diferencia es todavía mayor (OCDE, 2012).

2

La gratuidad de la universidad no es sostenible

En el año 2010, el 39 % de los jóvenes de entre 25 y 34 años tenían un título de educación superior en España (OCDE, 2012). Subvencionar a todos el coste de la matrícula es muy costoso y, como se ha argumentado en el punto anterior, es ineficaz como medida para conseguir la igualdad de oportunidades. La cofinanciación por parte de los estudiantes permite concentrar el gasto público allí donde más se necesita: la sanidad pública, las pensiones y la educación primaria y segundaria, además de la asistencia social. Más cofinanciación por parte de algunos estudiantes también permitirá conceder becas más generosas a otros.

3

Sostenibilidad e igualdad de oportunidades: ¿préstamo con devolución según el nivel de renta?

Nadie debería de dejar de ir a la universidad por el simple hecho de venir de un ambiente desfavorable. Por lo tanto, hay que dar becas generosas, que incluyan los costes de la vida, no sólo de las matrículas, y también hay que dar orientación e información a quien no puede obtenerla fácilmente. Pero aquél que pueda pagar, tiene que pagar, porque el principal beneficiado de esta inversión es él mismo. Y, en condiciones normales, casi todo el mundo puede pagar si el pago se retrasa y se hace efectivo mediante pagos según el nivel de renta obtenido una vez concluida la etapa de formación. Los préstamos tienen la ventaja que las ayudas se reciclan, pero es evidente que en situaciones de crisis como la actual, pueden dificultar enormemente este proceso de reciclaje. Por lo tanto, hay que tener en cuenta este hecho a la hora de diseñar esquemas de financiación sostenibles a largo plazo.

Otras voces de la comunidad educativa
Carme Bové i Romeu Carme Bové i Romeu
Responsable d'ensenyament al...
És imprescindible predicar amb l’exemple.
Juana M. Sancho Juana M. Sancho
Catedràtica de Tecnologia...
Els altres som nosaltres
Lluís Tarín Lluís Tarín
Assessor especialitzat en...
Centrar-se en el com sense tenir prèviament clar el què i el...
Carles Monereo Font Carles Monereo Font
Professor de Psicologia de l'...
Mai aprenem sols
J. Gil J. Gil
Estudiant de màsters UAB i UOC
L'educació formal no limita la informal
Franc Ponti Roca Franc Ponti Roca
Professor a EADA
Anar a la contra
Roser Argemí Relat Roser Argemí Relat
Cap de projectes a la Fundació...
El COMPROMÍS mou muntanyes

Más información