Fundació Jaume BofillUniversitat Oberta de Catalunya (UOC)
Juan Carlos Tedesco
Juan Carlos Tedesco
Pedagogo y exministro de Educación de Argentina

Tedesco estudió Ciencias de la Educación en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y ejerció como docente de Historia de la Educación en la Universidad Nacional de la Plata, en la Universidad Nacional del Comahue y la Universidad Nacional de la Pampa.
Ingresó en la Unesco en 1976 como especialista en política educacional del Proyecto Unesco / CEPAL "Desarrollo y Educación en América latina y el Caribe", donde estuvo a cargo de las investigaciones sobre educación y empleo.
Desde 1992 hasta 1997 ejerció como Director de la Oficina Internacional de Educación de la UNESCO, en Ginebra. Fue director del IIPE / Unesco, Buenos Aires desde su creación hasta el año 2005.
Ocupó la Secretaría de Educación del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de Argentina durante el gobierno de Néstor Kirchner. Su sucesora, Cristina Fernández, lo ascendió a la titularidad del Ministerio.

Las 3 cosas que he aprendido

La clave es el cambio en la cultura profesional de los profesores
1

Lo primero que aprendí es que cambiar la educación es mucho más difícil de lo que se supone

Hay un consenso generalizado acerca de la necesidad de cambiar la educación para enfrentar los desafíos que plantea la sociedad de la información y el conocimiento. Sin embargo, ese cambio no se produce modificando una variable y dejando intactas las demás y tampoco se puede cambiar todo de forma simultánea. El cambio educativo es un proceso sistémico. Lo más difícil es definir una secuencia de cambio, que demanda tiempos que trascienden los períodos gubernamentales y que exigen, por lo tanto, acuerdos y pactos entre los diferentes actores sociales que no siempre están dispuestos a comprometerse para el mediano y largo plazo.

2

En segundo lugar, aprendí que no hay contradicción entre cambio y estabilidad

Una mirada a la experiencia internacional en este terreno muestra que nadie cambia al margen de sus tradiciones. Para cambiar es necesario tener un núcleo duro estable desde el cual identificar las innovaciones e incorporarlas sin provocar la desestabilización del sistema educativo y de sus actores. Desde este punto de vista y aunque pueda parecer paradójico, en algunos casos la mejor manera de promover cambios es fortalecer la vigencia de las mejores tradiciones.

3

En tercer lugar, aprendí que la clave es el cambio en la cultura profesional de los profesores.

Muchos cambios educativos se quedan en el papel y no logran transformar lo que sucede en los centros escolares. Cambiar las leyes, los planes de estudio, el equipamiento didáctico, los salarios y las condiciones de trabajo de los docentes, los sistemas de evaluación y otras dimensiones de la educación es una condición necesaria pero no suficiente. La clave para que todos estos cambios produzcan mejores resultados radica en que logremos introducir la capacidad de trabajar en equipo, la confianza en la capacidad de aprendizaje de los alumnos, la pasión por el conocimiento, el compromiso y la responsabilidad por los resultados como componentes clave de la cultura profesional de los docentes.

Otras voces de la comunidad educativa
Carles Monereo Font Carles Monereo Font
Professor de Psicologia de l'...
Mai aprenem sols
Deysi Adelaida Cabrera Meza
inspectora general/ Lic....
Aprendizaje
Joan Llisterri Homs Joan Llisterri Homs
Psicòleg educatiu
Cada alumne és un món
Ismael Peña-López Ismael Peña-López
Professor de la Universitat Oberta...
L'ofici d'aprendre
Manuela Moledo Nores Manuela Moledo Nores
Mestra d'Anglès. Logopeda
COMPARTIR
Miquel Fernández Ayxelà Miquel Fernández Ayxelà
Tècnic dels Programes d'...
Els nostres alumnes ens demanen coneixements, valors i normes...
Jordi Porta Ribalta Jordi Porta Ribalta
President de la Fundació...
Voluntariat

Más información