Fundació Jaume BofillUniversitat Oberta de Catalunya (UOC)
Maria Jesús Comellas
Maria Jesús Comellas
Profesora emérita de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UAB.

Soy profesora emérita de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UAB. Estoy realizando el proyecto de la Diputación de Barcelona “Espacios de debate educativo para las familias” en varios municipios de la provincia de Barcelona. Colaboro con medios de comunicación y coordino el proyecto del grupo GRODE, de la UAB, sobre prevención de la violencia en las escuelas.

Las 3 cosas que he aprendido

Es urgente dar un enfoque más respetuoso cuando se habla del papel clave de las familias en la educación.
1

El necesario reconocimiento de la legitimidad del saber familiar y las razones de sus acciones

Una de las ideas que debe tenerse en cuenta es que nunca se había hablado tanto de las carencias o de la mala praxis educativa del grupo familiar. Las dudas se atribuyen a una falta de formación e ignorancia de los padres y madres, por eso, se dice que éstos deben ir a la “escuela” para aprender a ser padres cuando las causas residen en los cambios sociales. Este mensaje les provoca desconcierto, desconfianza, inseguridad y paralización, ya que las actuaciones que realizan son cuestionadas. Dicha fragilidad llega a los niños, que oyen los comentarios, y creer que aquellos que les cuidan son personas que “alguien” considera incompetentes provoca en ellos una falta de reconocimiento y seguridad. No es de extrañar, pues, que los padres se acerquen a programas televisivos y a lecturas más o menos serias para hallar respuestas a las inseguridades creadas. Cuando esta inseguridad se verbaliza, se pone en evidencia que tienen muchos criterios adecuados para cuidar y educar a sus hijos.

2

Debe establecerse una comunicación basada en la reciprocidad en el marco de unos intereses educativos comunes

Los grupos profesionales que se relacionan con las familias, ya sean el grupo escolar u otros profesionales, en el momento en que el foco de las relaciones se centra en la educación, deberían fomentar una comunicación basada en la reciprocidad y potenciadora de unas actitudes positivas. El liderazgo de estas relaciones tiene que ser profesional en la medida en que se habla de personas que tienen conocimientos específicos y unos objetivos que alcanzar. En este sentido se deben encontrar los intereses, como podrían ser los procesos de desarrollo de los niños durante la infancia y la adolescencia y el proceso de socialización, que pueden ser compartidos con una cierta simetría. Si bien es cierto que hay implicaciones específicas según los diferentes contextos, se pueden establecer unos referentes en relación a las exigencias de la madurez, aprendizaje racional, habilidades sociales y comunicativas, aspectos comunes e imprescindibles que hay que compartir.

3

Debe valorarse el tiempo familiar como un espacio relacional que no esté secuestrado por las demandas escolares

Nunca se le había exigido tanto al grupo familiar en relación con las tareas específicas asignadas por otros sectores sociales, ya sea la escuela o las actividades extraescolares. Parece como si la familia tuviese que continuar aquello que los niños hacen en otros contextos. Sin embargo, está claro que en casa hay otra situación que debe respetarse y que tiene gran importancia. El tiempo privado de la vida familiar es muy rico y complejo. La vida doméstica (compra, cocina, higiene, organización del hogar…) también se basa en dar respuesta a las necesidades y los deseos de cada uno de los miembros de la familia y a la vez vivir la dinámica del grupo y de los subgrupos (niños, adultos). Eso supone una exigencia, pues a menudo la planificación que se haya hecho queda desbordada por situaciones cotidianas que, aunque hayan pasado fuera del grupo familiar, conllevan estados de ánimo que se tienen que gestionar en el contexto de la intimidad familiar. El clima emocional y relacional es importante y las personas adultas, cuando salen del trabajo, no pueden actuar solamente como gestores, sino como líderes del grupo.

Otras voces de la comunidad educativa
Magda Minguet Magda Minguet
Professora secundària
Que els que ens dediquem a ensenyar no podem parar d’aprendre
Óscar Chaparro Carrera Óscar Chaparro Carrera
Etudiant de doble grau d'...
El respecte a les necessitats de cadascú
Klever Ernesto Zagal Chisaguano Klever Ernesto Zagal Chisaguano
Profesor de educación básica de...
La educación debe ser una celebración de la vida
Jordi Domènech Casal Jordi Domènech Casal
Professor de Secundària i formador...
Fer més potent el sentit comú, no substituir-lo
Jordi Longás Mayayo Jordi Longás Mayayo
Professor FPCEE Blanquerna (...
L'escola ha de ser una organització positiva
Nicolau Espuña Tarrafeta Nicolau Espuña Tarrafeta
Mestre. Director General de FEDAC...
La passió i la creativitat són eines fonamentals.
Joaquim Núñez Cabanillas Joaquim Núñez Cabanillas
Inspector d'Educació
Dels entorns d'aprenentatge

Más información